Se solicita nuevo gabinete: José Ramón – COMUNIK2 EN VIVO

POR IVÁN SOTO HERNÁNDEZ

El 5 de septiembre se reincorporó de lleno a las tareas de la Presidencia Municipal José Ramón Enríquez Herrera, sin embargo, avanzan los días y su gabinete ya demostró ser poco funcional para dar los resultados esperados.

Pocos son los funcionarios que con o sin Enríquez al frente, han entendido lo que se espera de ellos, mientras la mayoría cree que pueden seguir nadando de muertito sin que nadie lo note.

Fue hasta que salió Francisco Bueno Ayup, cuando el Alcalde entendió la problemática que se suscita cuando al área de las finanzas llega un personaje foráneo, como hambre política y de figurar.

Ahí está la diferencia respecto a contratar a un Director de Administración y Finanzas con un perfil técnico, dedicado a los números y sin pasiones políticas de tipo personal, como ha sido el caso del actual titular, Felipe Pereda Aguilar.

Un espacio de debilidad estos dos años ha sido la Comunicación Social de su gobierno, lo cual Enríquez sabe a plenitud y por eso ha tenido diferentes asesores de comunicación a lo largo de estos dos años.

Incluso, algunos de sus equipos alternos han pasado de la asesoría a la operación, ante el desgano de su equipo institucional de Comunicación, donde resulta necesario un relevo para Patricia Salas Name, si es que Enríquez aspira a lo que aspira.

En la Dirección de Protección Civil está claro que hay características operativas que le convencen sobre el desempeño de Israel Solano, sin embargo, hay que leer el entorno y si lleva más de 25 meses con escándalos internos, es probable que algo no ande bien y requiera modificarse.

José Ramón regresó a la administración municipal más convencido que antes de que buscará la reelección, ya sea por el PAN o por el PRD, en este caso en alianza con otras fuerzas políticas.

Se le escucha aferrado a lograr un nuevo complejo de Central de Abastos, Ciudad Gobierno, tres nuevas clínicas, impulsar un sistema de pavimentación hidráulica que no tarde más de 8 o 10 horas en total desde inicio hasta fin de la obra, entre muchos otros proyectos.

Dice a propios y extraños que empieza el tercer año de su administración con el acelerador puesto, pues incluso la reciente campaña y su asunción al Senado le permitieron abrir nuevas relaciones y reforzar más las ya existentes.

Sin embargo, seguirá viviendo él en un carril y su gobierno en otro mientras no haga cambios a su equipo, el cual ya se acostumbró a nadar, a transitar sin hacer nada extraordinario.

La expectativa de los gobiernos del cambio es o era mucha. Para un sector de la ciudadanía esa expectativa se diluyó los primeros dos años, y el desencanto se mostró en las urnas el 1 de julio.

No obstante, es importante que el Alcalde defina si quiere un gabinete para gobernar ahí más o menos, o uno que lo proyecte para lo que busca conseguir en el plano político.

Áreas como Servicios Públicos, Desarrollo Rural, Juventud, Inspectores, Medio Ambiente, Contraloría, Turismo, Planeación o Deporte han transitado este tiempo sin pena ni gloria. Cobijados de la sombra que genera el jefe y su movilidad política y mediática.

Dicen los que orientan que el primer año la administración municipal debe ser literalmente cargada e impulsada por la aceptación política y electoral del Presidente Municipal. En el segundo año el equipo madura y, en vez de aferrarse a la imagen del Edil, logra su propio brillo. En el tercer año esté o no el Alcalde, la sociedad identifica en el gabinete la manera de pensar y el estilo de gobernar del Presidente.

Hasta el momento, la figura del Alcalde y la del gabinete no se han fusionado. Caminan por separado.

Así que, si de verdad busca trascender en 2019 y estar en condiciones de buscar la gubernatura en 2022, lo primero que deberá hacer Enríquez es escuchar a un amplio sector de la sociedad que está inconforme con el desempeño de sus funcionarios.

Tiene la palabra el Alcalde Enríquez…

Mi Twitter es @ivansottoh

Mi correo ivansottoh@gmail.com