Una realidad que se minimiza el tema de la salud mental.