“Esteban Calderón usurpa funciones en el Poder Judicial”: Juez

Alejandro Acosta tramitó juicio político contra el Magistrado Presidente del TSJ en Durango.

Con 33 años de carrera judicial, acusa a Calderón de ordenar fallos y sentencias a modo de sus intereses.

Por: Equipo En Vivo Durango.

El Juez del Séptimo Distrito Judicial con sede en Topia, Durango, Alejandro Acosta Nájera, presentó ante el Congreso del Estado una denuncia para que se le inicie juicio político a Esteban Calderón Rosas, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJED), por usurpación de funciones y muchas otras anomalías y violaciones constitucionales.

La demanda la presentó junto a pruebas documentales y argumentos jurídicos desde el pasado 18 de diciembre de 2018, y fue ratificada por el propio Acosta un día después, el 19 del mismo mes, documentos con sello y firmas de recibido de los cuales proporcionó copia a este medio de comunicación, donde se aprecia la rúbrica de Héctor Vela Valenzuela, Secretario de la Junta de Coordinación Política del Congreso, como receptor de la documentación.

Sin embargo, fue hasta el lunes 4 de febrero de 2019, cuando a solicitud expresa del propio Juez Alejandro Acosta, en el espacio periodístico El Purgatorio, que se transmite por las redes sociales de En Vivo Durango, dio a conocer las razones por las que procede legalmente contra su propio jefe del Poder Judicial.

Dijo que lo hacía por la necesidad de dar a conocer a la opinión pública el abuso de poder que se ejerce al interior del Tribunal por parte de su titular, Esteban Calderón, a quien señaló de haberle exigido emitir sentencias y fallos fuera de la legalidad, con el propósito de favorecer a una de las partes en un juicio familiar que estaba bajo su jurisdicción.

El caso que se refiere fue el juicio sucesorio 11/61-2013, relativo a la definición del reparto de la herencia del finado empresario Juan José Bruciaga Hernández, el cual en una etapa decisiva del mismo se tenía que nombrar un albacea entre los cinco hijos y herederos del difunto (tres de su primer matrimonio y dos de segundas nupcias), y fue en este caso en el que Acosta afirma que Esteban Calderón le exigió dar la figura de albacea a uno de los hijos que tuvo con la primera esposa.

Carta publicada por El Sol de Durango el 5 de febrero de 2019.

A lo cual el Juez no accedió pues a su criterio jurídico no era posible hacer un cambio en ese sentido, razón por la que –según Acosta- su desobediencia tuvo como represalia la reubicación de su unidad de trabajo de Durango capital hacia Topia, a 8 horas de distancia en carreteras y brechas de la zona sierra.

Paralelo a la entrevista que concedió a En Vivo Durango ( https://web.facebook.com/EnVivoDurango/videos/288144795204934/ ), Acosta Nájera publicó una carta abierta a la opinión pública y la comunidad jurídica en la edición impresa de El Sol de Durango de fecha 5 de febrero de 2019, titulada “Juicio político a Esteban Calderón Rosas”, donde señala que existen diversas irregularidades e impera el abuso de poder dentro del Poder Judicial.

Entrevista completa al Juez Alejandro Acosta Nájera.

“…Pues no es posible que donde se imparta justicia, hacia el interior no exista, tampoco la protección legal a que todo trabajador tiene derecho”.

Asegura que el Pleno del Tribunal Superior de Justicia no está debidamente representado, ya que se quedó sin Presidente y Vicepresidente desde el 15 de septiembre de 2018, toda vez que terminaron su encargo y no fueron reelegidos para un nuevo periodo, pues ambos entraron a cubrir el espacio interino que dejaron vacantes sus antecesores, y en el caso de Calderón Rojas el 15 de septiembre de 2016 ocupó la Presidencia que tenía Apolonio Betancourt Ruiz para el periodo 2012-2018.

Es decir, como la Constitución Política del Estado de Durango señala que los periodos de la Presidencia del TSJ son de seis años, el nombramiento de Esteban como Magistrado Presidente era válido del 15 de septiembre de 2016 al 15 de septiembre de 2018, y ese día debió ser reelegido por el Pleno del Tribunal para quedarse por un nuevo periodo, lo cual no ocurrió, de ahí que a decir de Acosta está usurpando funciones desde entonces.

“También ese abuso de poder ha alcanzado a los derechos humanos por el despido de alrededor de catorce o más personas, sin motivo o causa justificada, sin que exista acta administrativa de por medio… prácticas que son maquinadas y ejecutadas por el Consejero Presidente de la Comisión de Administración, Jorge Antonio Bracho Ruiz”, dice la misiva que publicó El Sol de Durango.

Además, el promotor de dicho juicio político advierte que hay graves violaciones a la Constitución Política local, pues contempla solamente la integración del TSJ con 19 magistrados, y en la actualidad son 20, ya que una de ellas, la Magistrada Martha Xóchitl Hernández Leyva, sigue vigente en el organigrama como tal, aunque en funciones está como encargada de la Universidad Judicial.

Otro de los aspectos que detalló Acosta Nájera en la entrevista a En Vivo Durango es que Esteban Calderón Rosas debe abandonar su nombramiento como Magistrado ya que el 15 de septiembre de 2016 entró a este cargo en el lugar que ocupaba el Magistrado Héctor Javier Rosales Badillo, quien en ese momento no fue ratificado por el Congreso del Estado, sin embargo, acudió al amparo de la Ley Federal y se reincorporó meses después a su espacio original, por lo cual, al estar ocupado por Esteban Calderón debería éste dejar de ser Magistrado de inmediato por razones jurídicamente obvias.

“Esto es muy grave y por eso estoy pidiendo un juicio político contra el Magistrado Esteban Calderón, porque no tiene validez los nombramientos, la creación de nuevos juzgados, los fallos y las decisiones que haya tomado el Pleno del Poder Judicial a partir del 15 de septiembre de 2018, todas estas decisiones están viciadas de nulidad”, señaló el Juez.

Acosta dice que al interior del Poder Judicial de Durango se vive un ambiente de persecución a quienes no son afines al Presidente.

Narró que en una ocasión un litigante promovió una queja en su contra por un fallo emitido en un juicio, la cual dice resultó improcedente, pese a ello el Consejo de la Judicatura le impone una sanción de separación del espacio de trabajo por un mes sin goce de suelto, ante lo cual se va al amparo de la justicia federal y lo gana.

“A partir de ahí empiezan las amenazas de Esteban Calderón Rosas, de que si no me desisto del amparo me va a ir mal. Eso él me lo dijo personalmente. Me dijo (Calderón) ‘el hilo siempre se rompe por lo más delgado, y lo más delgado eres tú. Desístete del amparo y todo te saldrá bien’. Para mí eso representó una clara amenaza y un hostigamiento”, refiere.

El propio Esteban Calderón, al ser entrevistado por En Vivo Durango negó las acusaciones en su contra, dijo no caer en usurpación de funciones pues esa es solo una interpretación personal y no legal por parte del Juez que lo acusa, y además refirió que “hay otras razones más de fondo en la intención de Acosta por hacer estos señalamientos”.

Sin embargo, ahora todos sus dichos, sus argumentos y pruebas están en manos del Congreso del Estado, donde el Secretario de la Junta, Héctor Vela, afirma que ya le ha turnado el asunto desde diciembre del año pasado a la Comisión de Responsabilidades que preside el diputado del Partido Verde, Gerardo Villarreal, quien a su vez empieza a tener días contados para decidir si proceden y actúan, o si desechan la denuncia, ya que el término total es de seis meses y ya casi se agotan dos.