Angela Merkel tuvo temblores en un acto por tercera vez en un mes

Berlín, Alemania, a 11 de Julio de 2019

Por tercera vez en menos de un mes, la canciller de Alemania,Angela Merkel, volvió a acaparar hoy el centro de la atención pero no por una política o medida, sino por su salud: tembló de nuevo en un acto público y desató, otra vez, los rumores sobre su estado.

Esta mañana, durante una ceremonia con honores militares junto al primer ministro de Finlandia, Antti Rinne, en el exterior de la cancillería en Berlín, Merkel, vestida con pantalones anchos oscuros y un saco azul claro, comenzó a temblar de a poco, desde las manos hasta los pies.

Los periodistas que estaban en el lugar grabaron el episodio y lo compartieron en las redes sociales, donde nuevamente se generó una ola de especulaciones y preocupación por su salud. Otros testigos señalaron que la mandataria tembló durante un tiempo prolongado durante la ejecución de los himnos nacionales, pero que el episodio no fue tan marcado como en los casos anteriores, que tuvieron lugar el 18 y el 27 de junio.

En ambos casos la dirigente de 64 años, que cumplirá 65 en una semana, se recuperó rápidamente al comenzar a caminar. El primer episodio ocurrió durante una ola de calor y por ello Merkel dijo después que se encontraba bien tras beber tres vasos de agua. Sin embargo hoy las temperaturas eran más bajas.

Tras los rumores desatados, y la incertidumbre generada, y durante la cumbre del G-20 en Japón el pasado 29 de junio, Merkel dijo que entiende las dudas sobre su estado de salud pero insistió: «Estoy bien».

Pasado el temblor

Poco después del episodio, un portavoz del gobierno alemán dijo que la canciller estaba bien y que las conversaciones con Rinne continuaban según lo planeado, de acuerdo con lo publicado por la cadena DW.

Minutos más tarde quien intentó disipar la preocupación fue la propia Merkel, que dijo que se encontraba «muy bien». «Estoy muy bien, no hay que preocuparse. Estoy firmemente convencida de que puedo rendir bien», aseguró a los periodistas la dirigente.

«Creo que he hecho los comentarios pertinentes. Y pienso que mi declaración de que estoy bien debe ser aceptada. También creo que como vino, un día pasará. Pero aún no ha llegado ese momento», detalló la jefa de Gobierno.

Para finalizar, la canciller indicó que está en la «fase de procesamiento» del primer temblor que sufrió durante la recepción del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, a mediados de junio. «Obviamente, aún no ha terminado, pero se están haciendo progresos», dijo.

Fuente: lanacion.com